La responsabilidad del administrador de hecho: algunas consideraciones prácticas inquietantes

La responsabilidad del administrador de hecho: algunas consideraciones prácticas inquietantes

La responsabilidad del administrador es uno de esos temas recurrentes en la práctica societaria y en la literatura jurídicas que, – es comprensible -, preocupa a los administradores de las sociedades mercantiles y ocupa a sus asesores, tanto en el plano preventivo, – qué debo hacer para no incurrir en esa responsabilidad -, como en el reactivo,- cómo me defiendo frente a una reclamación o cómo logro que un administrador desleal o negligente responda por sus desmanes -. Esa lógica preocupación, bien pasiva (soy demandado) bien activa (quiero exigir la responsabilidad), no debería sin embargo agotarse cuando se deja de ocupar formalmente el cargo de administrador. Dicho de otro modo, uno no debería estar tranquilo si no ostenta como tal el cargo de administrador pero en la práctica y de un modo efectivo es el que “manda” en la empresa, es decir, es su administrador de hecho. La última reforma general de la Ley de Sociedades de Capital, introducida por medio de la Ley 31/2014, de 3 de diciembre, aclaró y amplió el ámbito de esta figura, pero, más allá de la dicción legal, surgen en la práctica supuestos bastante frecuentes, y nos atrevemos a decir que poco considerados, en los que se plantea su aplicabilidad.

160902_Circular_02-2016_administrador_de_hecho

 

Deja un comentario